Inicio Noticias Internacional Abierta una investigación sobre un caso sin precedentes de esclavitud moderna en...

Abierta una investigación sobre un caso sin precedentes de esclavitud moderna en Bélgica

40
0

Empleados por la empresa conjunta IREM-Ponticelli, subcontratista del grupo Borealis, 55 trabajadores asiáticos trabajaban como soldadores y montadores de tuberías. A merced de su empleador y ya antes explotados en otros países europeos, percibían «de dos a cuatro euros por hora de trabajo». Entre ellos, una mayoría de filipinos, algunos de los cuales habían alertado a su consulado en Amberes a principios de julio. Ahora se ha encomendado una investigación a la Auditoría Laboral que ha confirmado que las víctimas deben ser interrogadas.

La empresa alertó desde mayo

En un comunicado de prensa, la empresa Borealis dijo » sorpresa « y «indignado» por acusaciones de esclavitud moderna. Luego creó un grupo de investigación interna, antes de exigir “transparencia total” del IREM-Ponticelli.

Sin embargo, según un comunicado del diario belga Gazet de Amberes pudo consultar, Borealis ya estaba al tanto de posibles abusos en este sitio en Amberes. De hecho, Ebe Verhaegen, ex juez del tribunal laboral de Amberes, presentó una denuncia ante la Inspección Social en mayo. Mientras alojaba temporalmente a un trabajador ucraniano en su casa, observó irregularidades en su empleo y en alrededor de 50 de sus colegas. Entre estas irregularidades se señalaron salarios por debajo del mínimo legal y pagados con varios meses de retraso, impago de horas extras y anomalías en los contratos de trabajo.

Lea también la noticia :  Francia acusada de ser cómplice de crímenes de Estado en Egipto

Un seguimiento mundial

Si el Ministro de Justicia Vincent Van Quickenborne subrayó «la magnitud muy grave» del expediente, recordó que sólo se trata de «la punta del iceberg». Según el Índice Global de Esclavitud, casi 23.000 personas son víctimas de explotación o esclavitud moderna en Bélgica. Para luchar contra este flagelo, el gobierno belga ha anunciado la creación del sitio web www.stoptraite.be que centraliza recursos y contactos de ayuda para las víctimas.

Sobre el terreno, el apoyo a las víctimas lo proporcionan los tres centros belgas de acogida para víctimas de la trata de seres humanos. “Cuando llega una víctima, primero escuchamos su historia y le ofrecemos todo nuestro apoyo”, explica Sarah De Hovre, directora del centro de recepción PAG-ASA. Residentes en un centro de acogida durante cuatro a ocho meses, los trabajadores son luego acompañados en su búsqueda de alojamiento.

El apoyo a las víctimas, largo y complejo, incluye aspectos administrativos, legales y psicosociales. “Trabajamos en la atención médica y ayudamos a las personas a reinsertarse en la sociedad a la vez que las apoyamos en la presentación de denuncias”, explica el director. “Mantienen un seguimiento con asistente social y legal de tres a cinco años”, ella especifica.

Artículo anteriorJames Bond: los hermanos Russo tienen una opinión clara sobre el próximo actor
Artículo siguienteEl samaritano: Sylvester Stallone se enfada en el tráiler de la película de superhéroes
Apasionado del running, vegano a los 25 años y comercial de la ropa, me incorporé al equipo de redacción de AltaVision.news en noviembre de 2021