Inicio Noticias Asia En Birmania, la junta acusada de abusos contra la minoría católica

En Birmania, la junta acusada de abusos contra la minoría católica

18
0

► ¿En qué situación viven las minorías religiosas en Birmania?

Desde la llegada de la junta militar al poder en febrero de 2021, los católicos han sufrido numerosos abusos. Incluso antes del derrocamiento del gobierno de Aung San Suu Kyi por la junta militar, la minoría cristiana (alrededor del 5% de la población) sufría discriminación en este país budista en un 90%. Algunos de los católicos ya han dejado Birmania para refugiarse en países vecinos, como la India.

Los militares incrementaron su presión en los estados de Kayah (este) y Chin (oeste), donde vive la mayoría de la comunidad cristiana. Las iglesias fueron destruidas y los civiles católicos, asimilados a los rebeldes, fueron reprimidos. “Algunas personas, católicas o no, tuvieron que mudarse al menos cinco veces antes de encontrar un lugar seguro. Muchos se esconden en los bosques de bambú”, testifica una organización internacional en relación con los birmanos, que desea permanecer en el anonimato.

El histórico pueblo católico de Chan Thar fue incendiado dos veces, el 7 de mayo y el 7 de junio. Fuentes locales, retransmitidas por la agencia de prensa católica asiática UCANews, hablaron de fuego de artillería que provocó la huida de los aldeanos. Luego, los soldados prendieron fuego a los edificios, destruyendo dos tercios de unas 500 casas. Otras casas fueron incendiadas en otra aldea católica, la de Chaung Yoe, en la región de Sagaing (noroeste), informó el medio.

Lea también la noticia :  China - Estados Unidos: una cumbre virtual Xi Jinping

Sin embargo, la comunidad católica no es la única en ser atacada. Los rohingyas, la minoría musulmana apátrida más grande del mundo, sufren una violenta represión desde 2017. Unos 850.000 de ellos se han refugiado en Bangladesh, mientras que otros 600.000 aún viven allí, según AFP.

► ¿Cuál es la respuesta de la Iglesia?

La Conferencia de Obispos Católicos de Birmania (CBCM) se reunió el 9 de junio en Yangon. El presidente de la CBCM, el cardenal Charles Maung Bo, y otros 18 obispos birmanos firmaron una nota pidiendo “respeto por la vida humana, la santidad de los lugares de culto, hospitales y escuelas” a la junta militar. Llamaron a todas las diócesis del país a “orar y trabajar por la paz”.

El domingo 19 de junio, el Papa Francisco recordó el sufrimiento del pueblo de Birmania al final del rezo del Ángelus: “Desde Birmania llega el grito de dolor de tantas personas que carecen de asistencia humanitaria básica y que se ven obligadas a abandonar sus hogares porque han sido quemados y huyen de la violencia. »

► ¿Cómo reacciona la comunidad internacional?

Michelle Bachelet, Alta Comisionada ante la ONU, expresó su alarma ante esta situación ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra el martes 14 de junio. ella denunció «La táctica bien documentada del ejército de incendiar aldeas enteras, complejos residenciales, escuelas, lugares de culto y similares protegidos por el derecho internacional humanitario». También deploró el anuncio de la junta, el 3 de junio, de la ejecución de cuatro opositores.

Lea también la noticia :  Río Colorado, alerta de escasez de agua

Pero la organización internacional está luchando para ayudar a las comunidades objetivo. “Hay una incapacidad de actuar por parte de la ONU. Rusia y China están usando vetos para proteger sus intereses económicos personales y una solución regional está luchando por lograrse”. explica Sophie Brondel, coordinadora de InfoBirmanie, una asociación francesa para la defensa de los derechos humanos en el país.

Desde que la junta llegó al poder, alrededor de 1.900 civiles han sido asesinados, 14.000 arrestados y 11.000 personas siguen encarceladas en este país, según la Asociación para la Ayuda a los Presos Políticos en Birmania (AAPPB).

Artículo anteriorLinux Lite 6.0 está disponible para descargar, ¿qué hay de nuevo?
Artículo siguientePlacas base ASRock Z790 y H770, aparece una lista
Tras una licenciatura en economía, un máster en gestión estratégica y 18 meses de viaje por todo el mundo, empecé a trabajar como redactor de páginas web.