Inicio Noticias Europa En México, el dramático aumento de feminicidios con ácido y fuego

En México, el dramático aumento de feminicidios con ácido y fuego

47
0

Rociado con un líquido inflamable antes de ser incendiado. Veinticuatro días de tortura y luego muerte: Margarita Ceceña, una madre soltera de 30 años, deja dos huérfanos. Como ella, la lista de mujeres víctimas de ataques con ácido o fuego en México sigue creciendo: Luz Raquel Padilla, de 35 años, quemada viva por sus vecinos el 16 de julio; pero también Myrta Itzel, 45, Arith Alejandra, 25, Jessena Johan, 17… Todas muertas por las llamas este año.

Desde principios de año, más de 50 de ellos han sido quemados intencionalmente, según el Ministerio de Salud. Sin embargo, solo el 59% de los casos son objeto de denuncia, por temor a represalias pero también porque las víctimas no tienen confianza en las instituciones, que en el mejor de los casos son disfuncionales.

Aumento de la agresión machista

Así ocurre en el caso del asesinato de Luz Raquel Padilla, quien, insiste el fiscal estatal de Jalisco (en la costa del Pacífico), se habría comprado el alcohol y el encendedor que permitió la matanza. Hacer sentir culpable a la víctima para no tener que hacer justicia digna de ese nombre… Edith Olivares Ferrero, directora de Amnistía Internacional México, llamó a las autoridades “para investigar todas las pistas sobre la muerte violenta de Luz Raquel Padilla como feminicidio (…)ocultar información sobre la investigación y evitar acusaciones que puedan ser estigmatizantes o revictimizantes”.

Por primera vez desde 2015, el número de agresiones machistas ha aumentado en 2022, en un país donde ya, de media, diez mujeres son asesinadas cada día. Según asociaciones feministas, entre 3.500 y 3.600 mujeres mueren así cada año en México, es decir, 30 veces más que en Francia (113 en 2021), mientras que el gobierno de la Ciudad de México ha contabilizado solo 977 en 2021. autoridades, solo una cuarta parte de los asesinatos de las mujeres son considerados feminicidios.

Lea también la noticia :  Desde la Guerra Fría, la persistencia de los intercambios de prisioneros entre rusos y estadounidenses

“Hay una tendencia clara: ¡es la impunidad!, dice Itzel Cruz Alanís, periodista especializada en feminicidios de Foro TV. En este país la violencia extrema está normalizada, porque quienes cometen estos delitos o reproducen esta violencia saben que no existe una sanción ejemplar y que la autoridad no investiga estos delitos con la seriedad necesaria.. Es hora de un cambio de estrategia: en lugar de decirles a las familias que no hablen con los medios para “no perjudicar la investigación”, los fiscales deben ponerse manos a la obra. »

«Un delito de alta carga simbólica»

Ojos oscuros y cabello color ébano, pero también un rostro mutilado, veteado como líneas de vida, definitivamente. María Elena Ríos, saxofonista, fue atacada con ácido en 2019 en Oaxaca (sur del país). Cinco meses en el hospital, cuidados intensivos aún hoy y un atacante aún prófugo. Ahora está al frente de la lucha. A finales de julio, durante una fiesta de la cultura popular en Oaxaca, la joven fue censurada mientras detrás de ella cómplices desplegaban una pancarta «Oaxaca, estado feminicidio» para denunciar la inacción de las autoridades.

Para Wendy Figueroa, directora de la Red Nacional de Refugio, “Cuando un hombre quema a una mujer, es un crimen dotado de una alta carga simbólica: busca marcar de por vida. También es la huella de los celos, el odio, el sentimiento de que la mujer le pertenece. Pero también un mensaje de intimidación para los demás, una señal de que puede pasar si uno de ellos levanta la voz para denunciar la violencia. »

Solo uno de cada dos feminicidios es castigado

Sin embargo, una medida podría cambiar las reglas del juego si se aplicara: la Comisión Nacional para la Prevención y Erradicación de la Violencia contra la Mujer, organismo dependiente del Ministerio del Interior, quiere aprobar una ley bajo el nombre de «tentata de feminicidio en lugar de» atentado resultando en lesiones graves». Condenaría los ataques con ácido o cualquier sustancia inflamable contra las mujeres a cuarenta años de prisión. Pero para eso se necesita una justicia efectiva. Según la asociación Impunidad Cero, hoy apenas más de la mitad de los feminicidios son sancionados.

Lea también la noticia :  asesores adicionales de Washington, Zelensky ante el Congreso de EE. UU.

—————–

Un flagelo agravado por la pandemia

La pandemia del Covid-19 ha destruido millones de puestos de trabajo, empujando a miles de mujeres mexicanas a la precariedad e inseguridad. En mayo de 2021, siete de cada diez trabajadores desempleados eran mujeres, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), organismo público mexicano.

En 2021, México ha registrado 33.308 homicidios, según cifras oficiales. Casi el 10% de las víctimas son mujeres.

Solo en 2021, 3.751 mujeres fueron asesinadas, de las cuales 1.004 casos son considerados feminicidios. Las asociaciones feministas mencionan una media de diez feminicidios al día.

Artículo anteriorLa NBA no programará juegos el día de las elecciones, 8 de noviembre, para promover la votación en los EE. UU.
Artículo siguientetras la derrota de Liz Cheney, Wyoming se hunde en el trumpismo
Soy un viajero de 29 años y vendedor en una tienda de prêt-à-porter. Me incorporé al equipo de redacción de AltaVision.news en octubre de 2021.