Inicio Noticias Europa En Quebec, el trabajo infantil aumenta

En Quebec, el trabajo infantil aumenta

56
0

«¿Quieres una bolsa?» » La voz no ha cambiado todavía. Teo tiene 13 años. Trabaja en un supermercado en el sur de Montreal. Y su caso no es una excepción. Son tantos que casi nadie presta atención a la apariencia de los muy jóvenes que hacen los mandados en los supermercados de Quebec. Las tiendas de comestibles están contratando a muchos adolescentes en este momento, dice el sindicato United Commercial Food Workers.

En restauración también, son legión. En medio de las cocinas de un restaurante en Estrie, tres cabecitas rubias sirven pizzas y poutines a paso firme, y se afanan detrás de las freidoras: “Hace calor en la cocina y no siempre es fácil cuando hay muchos clientes, pero hay varios jóvenes trabajando juntos. Hay un gran ambiente». dice Béatrice, 14 años. Pascal Lamarche, propietario de La Grande Gueule, no lo oculta: ha reclutado adolescentes. “La más pequeña empezó hace dos semanas y tiene 11 años. Un muy buen trabajador. »

El permiso por escrito de los padres es suficiente.

Aquí, la ley no establece una edad mínima para el empleo. Simplemente pide autorización por escrito de los padres si el trabajador es menor de 14 años. La escolarización es obligatoria hasta los 16 años, pero nada impide a los jóvenes compaginar estudios y trabajo, fuera del horario escolar.

→ LEER. Síndrome del bebé sacudido: un programa canadiense para prevenir un gesto irreversible

Para Valérie Costanzo, abogada especializada en derecho de familia y estudiante de doctorado en la Universidad de Ottawa, la ley de Quebec claramente necesita ser revisada, en particular porque viola la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño. En su artículo 32, los Estados miembros se comprometen a fijar una edad mínima de admisión al empleo. “En Quebec siempre se ha valorado el trabajo de los jóvenes. Pero hay abusos. Hubo un cambio de paradigma en la década de 1970. Los niños se convirtieron en sujetos de derechos y no en objetos. Sin embargo, subsiste una tensión: por un lado, el deseo de promover su autonomía y, por otro, de protegerlos. Porque algunos realmente quieren trabajar temprano. Pero en la situación actual, ¿cuál es la parte real ligada a la voluntad de los hijos? »

Una ola provocada en parte por el pleno empleo

La situación actual es de pleno empleo (3,9% de paro en abril, la tasa más baja registrada en la provincia), y la escasez de mano de obra que ello conlleva. Se cubrirán 240.000 puestos, frente a los 117.000 de hace cuatro años. Por lo tanto, los empleadores están luchando para tapar los agujeros. Algunos dependen de grandes primas de contratación, otros de los más jóvenes. Diario Prensa menciona en particular la cartelera de un establecimiento de McDonald’s en Laurentians, cerca de Montreal, donde se puede leer que trabaja en comida rápida «ayudará a su hijo a ser contratado en su futura carrera».

→ LEER. El trabajo infantil aumenta por primera vez en dos décadas

Lea también la noticia :  la deforestación se dispara

Suzanne Arpin, vicepresidenta de la comisión de derechos humanos y derechos de la juventud en Quebec, teme que a estos adolescentes se les encomienden tareas cada vez más pesadas. Entre 2018 y 2021, el número de accidentes laborales entre los menores de 16 años se redujo de 85 a 203, según información de la Comisión de Normas, Equidad, Salud y Seguridad en el Trabajo. El organismo público explica el aumento en particular por el creciente número de adolescentes empleados. En 2020, la persona más joven lesionada en el trabajo tenía 13 años.

Una ley para ser reescrita

Desde hace más de veinte años, Suzanne Arpin intenta influir en la ley para que se regule mejor el trabajo de los más jóvenes, en particular proponiendo que los adolescentes menores de 16 años no tengan derecho al trabajo, salvo en casos excepcionales. , por lo que la escuela sigue siendo una prioridad.

Apollinaire, profesora de francés en un colegio para adolescentes en dificultad, en el norte de Montreal, hace campaña en la misma dirección. “El problema es que los alumnos que empiezan a trabajar temprano no paran después. Unos porque quieren dinero de bolsillo, otros porque son utilizados como mano de obra por sus familias y ayudan a pagar el alquiler. Hay algunos que recojo por la mañana, han trabajado toda la tarde y duermen en clase. » Tyrese, uno de los estudiantes de la escuela, le da crédito a trabajar en un almacén por haber ayudado a bajar sus calificaciones. “Cuando acepto más horas de mi empleador al día siguiente, no puedo aprender nada. »

Artículo anteriorJoe Biden promete defender Taiwán en caso de invasión china
Artículo siguienteActualización de la lesión de Jimmy Butler: la estrella del Heat es cuestionable para el Juego 4 contra los Celtics con un problema en la rodilla
Soy un viajero de 29 años y vendedor en una tienda de prêt-à-porter. Me incorporé al equipo de redacción de AltaVision.news en octubre de 2021.