Inicio Noticias Internacional Los rebeldes del M23 interrumpen el final de la visita del Rey...

Los rebeldes del M23 interrumpen el final de la visita del Rey de los belgas

122
0

Fue con el encuentro con el médico congoleño Denis Mukwege, Premio Nobel de la Paz 2018, en su hospital Panzi, en las afueras de Bukavu (Kivu del Sur), que el rey de los belgas, Philippe, y su esposa, la reina Mathilde, completaron su viaje a la República Democrática del Congo (RDC) este domingo 12 de junio. Este hospital, ahora famoso en todo el mundo, recibe y atiende a mujeres víctimas de violencia sexual desde finales de la década de 1990.

Esta visita, la última de un viaje que comenzó el martes 7 de junio, se llevó a cabo en un ambiente de seguridad muy pobre. Pocas horas antes de la llegada de la pareja real, el movimiento rebelde M23 lanzó una ofensiva sobre la localidad de Bunagana, en la vecina provincia de Kivu del Norte (1).

Mensaje de Denis Mukwege

“Visitarnos en este momento, cuando el Congo es víctima de otra agresión, es un fuerte acto humanitario (…) un acto de valentía excepcional”, el Dr. Mukwege los lanzó. Al unísono con Kinshasa, también acusó a Ruanda de estar detrás de este movimiento rebelde. Si bien el rey Felipe se abstuvo de hacer comentarios públicos sobre este tema, la ministra belga de Cooperación, Meryame Kitir, reafirmó la » apoyo « de su país a «derecho de la RDC a defender la integridad de su territorio y a defender a su población contra grupos armados y cualquier injerencia externa».

«Tanto la RDC como sus vecinos deben hacer esfuerzos internos para mejorar la situación de seguridad»agregó, llamando a evitar todo “mensaje de odio hacia ciertas comunidades”.

Durante el día, las autoridades congoleñas afirmaron haber contenido la ofensiva del M23 sobre Bunagana, antes de provocar su «disolución». En realidad, el lunes 13 de junio, según fuentes concordantes, el M23, lejos de haber sido repelido, ocupó Bunagana.

Lea también la noticia :  China nunca ha dejado de ser comunista.

Ni excusas ni perdon

Evitando hablar de este tema político, la pareja real expresó su preocupación por las víctimas de violencia sexual atendidas en Panzi. «Nunca las olvidaremos, son mujeres excepcionales por la forma en que han enfrentado las atrocidades»les dijo la reina Mathilde, según el servicio de comunicación del primer ministro congoleño que participó en la visita.

El viaje del rey Felipe al Congo habrá estado marcado por su discurso sobre la colonización belga, el miércoles 8 de junio, en el que reiteró su “más profundos arrepentimientos por las lesiones” infligido a los congoleños. el régimen colonial, «basado en la explotación y la dominación»estaba “la de una relación desigual, en sí misma injustificable, marcada por el paternalismo, la discriminación y el racismo. Dio lugar a exacciones y humillaciones., él desarrolló. Pero el soberano no se disculpó y menos pidió perdón. «Lo que vemos aquí es que estas cuestiones semánticas pesan relativamente poco frente a la forma en que construimos el futuro de los jóvenes en este país, frente a los imperativos del día a día. “, juzgó durante este viaje Thomas Dermine, el Secretario de Estado belga para la Recuperación y las Inversiones Estratégicas.

Gestos simbólicos

Algunos gestos simbólicos acompañaron este viaje, como la devolución de una máscara al Museo Nacional de Kinshasa, o la entrega de una condecoración a un veterano congoleño de la “Fuerza Pública Belga” que participó en la Segunda Guerra Mundial, el Cabo Albert Kunyuku. Este viaje, el primero desde el de 2010 de Alberto II, padre de Philippe, había sido aplazado dos veces: en 2020 a causa de la pandemia de Covid-19, luego a principios de este año a causa de la guerra iniciada por Rusia en Ucrania.

Lea también la noticia :  En África, la dificultad de denunciar los abusos sexuales en la Iglesia

Artículo anteriorCuotas de Canadá vs. Honduras, cómo ver, transmisión en vivo: predicciones de la Liga de Naciones Concacaf para el 13 de junio de 2022
Artículo siguienteSe reaviva la carrera por el rearme nuclear
Apasionado del running, vegano a los 25 años y comercial de la ropa, me incorporé al equipo de redacción de AltaVision.news en noviembre de 2021