Inicio Noticias Internacional Lula juega el peloteo para vencer a Jair Bolsonaro en la primera...

Lula juega el peloteo para vencer a Jair Bolsonaro en la primera vuelta

31
0

Ellos «votar» Lula. Una cincuentena de personalidades latinas, entre ellas el expresidente ecuatoriano Rafael Correa y el premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel, piden al candidato presidencial laborista Ciro Gomes que retire su candidatura a favor del líder de la izquierda brasileña. Objetivo: asegurar la victoria de Lula en la primera vuelta, el domingo 2 de octubre. En la recta final de la campaña, el exmandatario, muy adelantado en las encuestas, intenta tirar sus últimas fuerzas para conquistar de inmediato la mayoría absoluta. Y pide a los votantes que jueguen la útil carta del voto.

“¡Lo importante es darle una buena regañina! »

Ciro Gomes recogería solo alrededor del 7% de las intenciones de voto según las encuestas, mientras que al candidato centrista Simone Tebet se le atribuye cerca del 5%. La polarización entre el presidente ultraderechista y el líder histórico de la izquierda brasileña es tan intensa que los candidatos de la «tercera vía» son aplastados. Como no tienen posibilidades de clasificarse para la segunda ronda, Lula sugiere que se unan a él en la primera. Las celebridades hacen lo mismo. “Aunque amemos a Ciro y respetemos sus ideas y su programa, ¡ahora tenemos que votar a Lula! », dice el cantante Caetano Veloso en un video, haciendo una “L” (de Lula) con dos dedos de su mano.

Varias personalidades creen que es mejor pelear y despedir a en primera vuelta. “¡Lo importante es darle una buena regañina! », dice sin rodeos Sergio Fausto, director de la Fundación Fernando Henrique Cardoso (expresidente y antecesor de Lula entre 1995 y 2002). Una victoria en primera vuelta evitaría posibles tumultos entre las dos vueltas, según el politólogo. Sin embargo, el propio Jair Bolsonaro amenazó con impugnar el resultado electoral si no obtenía al menos el 60% de los votos el 2 de octubre. “Él puede decir lo que quiera. Terminará hablando consigo mismo o con un pequeño grupo de fanáticos». cree Sergio Fausto. Porque a diferencia de Donald Trump, el presidente saliente, miembro del pequeño Partido Liberal (PL), no puede contar con una gran estructura política.

Lea también la noticia :  Vladimir Putin pide a Occidente garantías de seguridad "ahora"

la gran coalicion

A los 76 años, Lula no ha perdido ninguna de sus habilidades negociadoras, heredadas de su carrera sindical. Para su sexta contienda presidencial, construyó una coalición de diez partidos políticos. También atrajo a su lado a Geraldo Alckmin, quien fue su adversario socialdemócrata durante las elecciones presidenciales de 2006. Presidente. Pero eso no es todo.

El exjefe de Estado (2003-2010) también recibió la semana pasada el apoyo de ocho excandidatos presidenciales. El espectro va desde la extrema izquierda hasta los negocios y el ecologismo. La exministra de Medio Ambiente, Marina Silva, ya había anunciado su apoyo a la candidatura de Lula para «reverdecer» la imagen del candidato presidencial, quien prometió hacer suyo el clima. “prioridad número uno”. Pero la novedad es el regreso de Henrique Meirelles, un ex banquero de tortuosa carrera, junto al candidato de izquierda. Ex presidente del Banco Central durante el gobierno de Lula, luego fue nombrado ministro de finanzas del presidente derechista Michel Temer. Su regreso en el seno lulista demuestra, según un inversionista de la «Ciudad» de Sao Paulo, que “Lula hace todo bien” para no ser rechazado en los círculos empresariales.

Sus años en prisión usados ​​en su contra

¿Su talón de Aquiles? Corrupción… Jair Bolsonaro le sigue dando el título de«ex convicto»debido a los 18 meses de prisión que cumplió hasta 2019, por un gran escándalo de corrupción vinculado a la petrolera Petrobras. «Un montaje», se defiende. Posteriormente, la Corte Suprema anuló su condena y se consideró que el juez Sergio Moro, quien lo condenó, era parcial.

Lea también la noticia :  En Senegal, elecciones legislativas clave para el futuro de Macky Sall

A una semana de la primera vuelta, Lula se hace pasar por la antítesis de Jair Bolsonaro. “Tiene un perfil unificador. Es más flexible, sabe cómo lograr sus objetivos sin entrar en conflicto. Es alguien con empatía»., explica Eduardo Bernini, vicepresidente del Instituto Fernand Braudel, un grupo de expertos de Sao Paulo. Todo lo contrario de su oponente, que favorece la confrontación…

——–

Un programa centrado en temas sociales y minorías

Lula acuerda lanzar una nueva Bolsa familia, el programa social insignia de sus años en el poder (2003-2010), pagando a las familias 150 reales (30 €) por cada niño menor de 6 años. También cuenta con un aumento en el salario mínimo mensual para aumentar el poder adquisitivo.

El expresidente se compromete a implementar una política de tolerancia cero contra el lavado de oro ilegales, deforestación e incendios en la Amazonía.

Para defender “los derechos y territorios de los pueblos indígenas”se comprometió a crear un «Ministerio de los Pueblos Indígenas» y nombrar a una figura indígena como su cabeza.

Su programa también incluye medidas sociales y de seguridad para defender al colectivo LGBT+ en un país muy afectado por la violencia homófoba, así como por el aumento de las cuotas raciales y sociales en las universidades.

Artículo anterior“Entre la guerra y la prisión, hice mi elección”
Artículo siguienteRiverdale: un actor condenado a cadena perpetua por el asesinato de su madre
Apasionado del running, vegano a los 25 años y comercial de la ropa, me incorporé al equipo de redacción de AltaVision.news en noviembre de 2021