Inicio Noticias Internacional preocupaciones en torno a la central eléctrica de Zaporizhia

preocupaciones en torno a la central eléctrica de Zaporizhia

34
0

«Minamos todas las instalaciones de la central nuclear de Zaporizhia. Será tierra rusa o un desierto abrasado. » La amenaza supuestamente fue abandonada por el general Valery Vasiliev, jefe de las fuerzas de defensa química, biológica y nuclear de Rusia, informó la agencia nuclear ucraniana Energoatom, acusando a Moscú de tomar como rehén a todo el mundo y amenazar con volar la planta.

La amenaza no es solo local

Este fin de semana, ucranianos y rusos se acusaron mutuamente de haber bombardeado la planta situada al sureste de Enerhodar, que cayó en manos de soldados rusos a principios de marzo. Desde entonces, los empleados ucranianos han permanecido en el sitio y continúan operando la planta. Por su parte, Moscú acusa al ejército ucraniano de haber disparado en la noche del sábado al domingo una bomba de racimo con un «Lanzacohetes múltiples para huracanes». Por el contrario, para Kyiv, fueron los rusos quienes realizaron tres ataques el viernes en este sitio.

“No hay una sola nación en el mundo que pueda sentirse segura cuando un estado terrorista bombardea una planta de energía nuclear”, reaccionó Volodymyr Zelensky, el jefe del Estado ucraniano en su videomensaje diario.

De hecho, la amenaza no es sólo local. Cualquier incidente en esta planta tendría consecuencias también para Europa. De ahí la advertencia del secretario general de la ONU, Antonio Guterres: “Cualquier ataque a la planta es suicida. » Y exigir que la planta sea inspeccionada por la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Lea también la noticia :  un otoño particularmente mortal en Rumania

Un reactor cerrado

El sábado, este último había juzgado “Cada vez más alarmante” información de la planta, uno de cuyos reactores tuvo que ser cerrado tras el atentado del día anterior. Para Rafael Grossi, su gerente general, las huelgas muestran una «riesgo real real de desastre nuclear que podría amenazar la salud y el medio ambiente en Ucrania y más allá».

El jefe de la agencia nuclear ucraniana Energoatom, Petro Kotin, llamó el lunes 8 de agosto a desalojar a los ocupantes rusos y crear un «zona desmilitarizada» en el sitio de la planta. “Debería haber una misión de mantenimiento de la paz que también incluya expertos de la OIEA y otras organizaciones de seguridad”, continuó en un video publicado en Telegram. Aparentemente, tres detectores de monitoreo de radiación alrededor del sitio de la planta resultaron dañados (…), haciendo imposible detectar cualquier aumento de radiactividad, y por lo tanto intervenir a tiempo.

Un nuevo Fukushima

“Cuantos más misiles se disparen y más minas se coloquen alrededor de la central eléctrica de Zaporizhia, mayor será el riesgo de consecuencias muy graves que propagarían la radiación es alta”, dijo Claire Corkhill, experta en degradación de materiales nucleares de la Universidad de Sheffield, Reino Unido, en la BBC. Lo peor sería, según ella, que un misil dañe una instalación sensible. Si esto sucediera, sería posible que el agua en el núcleo del reactor ya no pudiera enfriarlo, lo que sucedió en Fukushima. «Esto podría provocar una fusión y una serie de explosiones de hidrógeno que podrían liberar radiación durante varios kilómetros. ella dijo de nuevo, agregando que casi sucedió en marzo de este año. »

Artículo anteriorEn Malí, el centro de un misionero francés da esperanza a las víctimas de las minas terrestres
Artículo siguienteLos fugitivos: ¿cómo un concurso de pedos interrumpió el rodaje de la película?
Soy un viajero de 29 años y vendedor en una tienda de prêt-à-porter. Me incorporé al equipo de redacción de AltaVision.news en octubre de 2021.